Colesterol y diabetes

DiabeticosMuchas personas que sufren de diabetes sufren complicaciones con sus niveles altos de colesterol en sangre, es decir padecen de hipercolesterolemia. El colesterol y la diabetes se pueden relacionar y producir complicaciones en la salud de quien padece ambas patologías, sobre todo a nivel del sistema cardiovascular. Entérate cómo la diabetes afecta a los lípidos en sangre y viceversa.

Muchas personas que sufren de diabetes poseen complicaciones derivadas de hipercolesterolemia.

Características de la hipercolesterolemia como complicación de diabetes:

– La concentración del colesterol HDL o bueno en sangre es menor a 40 mg/dl en hombres y menos de 50 mg/dl en mujeres.
– Las partículas de colesterol LDL o colesterol malo son más pequeñas y espesas, lo que favorece el taponamiento arterial.
– Los valores de colesterol LDL se encuentran por encima de lo recomendable (más de 100 mg/dl).
– Existe un aumento en la concentración de triglicéridos en sangre por encima de los valores normales (hasta 150 mg/dl).
– Aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón y derrames cerebrales debido a que los parámetros anteriormente mencionados se encuentran    alterados.

Teniendo en cuenta esto, se puede decir que el colesterol y la diabetes se correlacionan. La diabetes per se, puede provocar complicaciones a niveles de los vasos sanguíneos, si a esto se le suma valores anormales de colesterol las probabilidades de sufrir complicaciones cardíacas aumentan.

Por ello es necesario tomar una serie de medidas que resulten en un cambio de hábitos en la vida cotidiana con el fin de mejorar la calidad de vida de quien sufre diabetes.

Recomendaciones a tener en cuenta

– Seleccionar alimentos adecuados para incluir a la dieta habitual: Alimentos bajos en grasas saturadas, trans, alimentos ricos en ácido omega 3 y omega 6 y alimentos ricos en fibra.
– Perder peso si fuese necesario, la obesidad aumenta el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la diabetes y el colesterol alto.
– Realizar actividad física en forma periódica.
– No fumar.
– No tomar alcohol.
– Tomar las medicinas indicadas por el médico.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO

  1. Ruben, comentó hace 2 años:

    Muy buenos estos artículos porque si bien no reemplazan al medico te ayudan a ir reconociendo determinadas patologías y asi saber explicar al medico.