Saltar al contenido

Tres aspectos que interfieren en los niveles de glucosa en sangre

Con frecuencia pensamos que para el principal control de la diabetes solo se cuentan los hidratos de carbono que se consumen, con la actividad física que podemos realizar y la dosis correcta de insulina administrada.

Cabe destacar que lo mencionado anteriormente son los principales aspectos a tener en cuenta para el control de la diabetes. No obstante hay otros aspectos que pueden afectar notablemente a los niveles de glucosa en la sangre.

Por ejemplo un alto consumo de alimentos con grasas o proteínas afectarán drásticamente a los niveles de glucosa

Factores que pueden afectar los niveles de glucosa en sangre

  • Dieta:

La cantidad y el tipo de alimentos que consumes pueden afectar tus niveles de glucosa en sangre. Alimentos altos en carbohidratos simples, como el azúcar y el pan blanco, pueden aumentar rápidamente la glucosa en sangre. En cambio, alimentos ricos en fibra y proteínas, como frutas, verduras y proteínas magras, pueden ayudar a mantener niveles estables de glucosa en sangre.

  • Actividad física:

El ejercicio puede ayudar a reducir los niveles de glucosa en sangre al aumentar la cantidad de glucosa que se utiliza como energía. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el ejercicio también puede disminuir temporalmente los niveles de glucosa en sangre, especialmente si se hace con el estómago vacío o si se hace en exceso.

  • Medicamentos:

Algunos medicamentos, como los que se utilizan para tratar la diabetes, pueden afectar los niveles de glucosa en sangre. Es importante que hables con tu médico sobre cualquier medicamento que estés tomando y cómo puede afectar tus niveles de glucosa en sangre.

  • Enfermedades:

Algunas enfermedades, como la diabetes y la tiroides, pueden afectar los niveles de glucosa en sangre. Además, la inflamación crónica, el estrés y la falta de sueño también pueden afectar los niveles de glucosa en sangre.

Otro factor importante a tener en cuenta, es el aumento de peso o sobrepeso. El aumento de peso tendrá como efecto un incremento notable a la resistencia a la insulina por lo tanto, se necesitara más insulina para que los niveles de glucosa se encuentren estables.

Las situaciones de estrés y fiebre también pueden originar incrementos en los niveles de glucosa en sangre por lo tanto es de vital importancia, que en estos estados se incremente los controles de glucosa.

Formas de reducir los niveles de glucosa en sangre

  • Come una dieta saludable:

Consume alimentos ricos en fibra, proteínas y grasas saludables, como frutas, verduras, granos integrales, nueces y aceite de oliva. Limita los alimentos procesados y altos en azúcares y grasas saturadas.

  • Haz ejercicio regularmente:

El ejercicio ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina y a utilizar la glucosa como energía. Trata de hacer ejercicio al menos 30 minutos al día, 5 días a la semana.

  • Controla el estrés:

El estrés puede afectar los niveles de glucosa en sangre, por lo que es importante encontrar maneras de manejar el estrés, como meditar, hacer ejercicio o hablar con un terapeuta.

  • Duerme lo suficiente:

La falta de sueño puede afectar los niveles de glucosa en sangre, por lo que es importante tratar de obtener entre 7 y 9 horas de sueño por noche.

Toma medicamentos según lo indicado: Si estás tomando medicamentos para controlar la glucosa en sangre, asegúrate de seguir las instrucciones de tu médico y no saltarte dosis.

Es importante tener en cuenta que es necesario un enfoque en conjunto para controlar los niveles de glucosa en sangre. Hablar con un médico o un dietista puede ayudarte a determinar el mejor plan para ti.