Saltar al contenido

Caminar, bueno para prevenir la diabetes

Caminar, bueno para prevenir la diabetes
Puntúa este post

ejercicio-diabetesCasi está de más remarcar los beneficios que tiene para cualquier persona el simple hecho de caminar. Hasta tal punto que, ahora, científicos norteamericanos afirman que ayudaría a prevenir la diabetes.

Caminar. Uno de los hechos más naturales que protagoniza el ser humano a cada momento y también una de las actividades que más beneficios puede traerle. Ya casi ni hace falta seguir remarcando las bondades que acarrea el movimiento de piernas, pero es que se siguen añadiendo cualidades positivas a la lista. Ahora, se cree que podría ser bueno para prevenir la diabetes de tipo 2.

Según una investigación realizada en la Escuela de Salud Pública y Servicios de Salud de la Universidad George Washington (Estados Unidos) y que fue recientemente divulgada por la publicación Diabetes Care, 15 minutos de caminata al día, sobre todo después de las comidas, podría llegar a ser muy importante como método preventivo de la diabetes.

Al parecer, caminar después de las comidas sería muy importante a la hora de regular los índices de azúcar en sangre. Especialmente después de la cena, ya que durante dicho momento del día, se registran aumentos de niveles de glucosa que pueden ser determinantes a lo largo de las próximas 24 horas.

Loretta DiPietro, la principal autora de este trabajo, señaló que el sedentarismo después de las comidas es muy perjudicial. “Eso es lo peor que puede hacer. Se debe digerir un poco la comida y luego salir y moverse”, señaló la especialista, quien a su vez remarcó que “estos resultados son una buena noticia para las personas de entre 70 y 80 años que pueden sentirse más capaces de participar en la actividad física intermitente a diario, sobre todo si las caminatas cortas se pueden combinar con recados o pasear al perro”.

Este estudio abre interesantes puertas no sólo para tomar hábitos saludables después de las comidas, sino también para terminar por confirmar que la caminata, puntualmente, es una de esas costumbres que nadie debería dejar de lado, que es sinónimo de calidad de vida.