Saltar al contenido

Cuidado de los Pies para Diabéticos: Importancia y Consejos

cuidado de los pies en diabeticos

Como diabético, es esencial prestar atención a la salud de tus pies. Los altos niveles de azúcar en la sangre pueden afectar la circulación sanguínea y la capacidad del cuerpo para combatir infecciones, lo que puede aumentar el riesgo de problemas de los pies.

Sin embargo, siguiendo algunos sencillos consejos de cuidado de los pies, puedes minimizar el riesgo de complicaciones y mantener tus pies sanos y fuertes.

Cuando los pies y las piernas tienen daño nervioso, un pequeño corte o herida puede pasar inadvertido. Es por eso que es crítico revisar los problemas antes de que se infecten y lleven a complicaciones graves, como gangrena o amputación.

Tabla de contenidos

¿Por qué es importante cuidar los pies para los diabéticos?

Los diabéticos son más propensos a tener problemas de los pies debido a la mala circulación sanguínea y la pérdida de sensación en los pies. Estos problemas pueden incluir:

  • Úlceras de los pies: Las úlceras de los pies son heridas abiertas que no sanan fácilmente. Pueden ser causadas por rozaduras, presión o fricción, y pueden ser más difíciles de tratar en los diabéticos debido a la mala circulación sanguínea.
  • Infecciones: los diabéticos también son más propensos a padecer infecciones de los pies debido a la pérdida de sensación y a la mala circulación. Estas infecciones pueden incluir infecciones fúngicas, como el pie de atleta, o infecciones bacterianas, como la celulitis.
  • Daños en los nervios: La diabetes también puede causar daños en los nervios, conocidos como neuropatía diabética. Esto puede llevar a una pérdida de sensación en los pies y a una mayor susceptibilidad a lesiones sin dolor.
  • Deformidades: Los altos niveles de azúcar en la sangre también pueden afectar la estructura ósea y los tejidos blandos, lo que puede llevar a deformidades en los pies.

Como puedes ver, cuidar tus pies es esencial para evitar complicaciones de la diabetes. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para mantener tus pies sanos y fuertes.

Consejos para cuidar tus pies

  • Revisa tus pies todos los días: Es importante revisar tus pies todos los días para detectar cualquier problema a tiempo. Utiliza un espejo o pide a alguien que te ayude a revisar tus pies si no puedes verlos fácilmente. Busca cortes, rozaduras, hinchazón o cambios de color o forma.
  • Lava tus pies con agua tibia y jabón: Lava tus pies todos los días con agua tibia y jabón suave. Asegúrate de secarlos bien, especialmente entre los dedos, para evitar infecciones.
  • Utiliza una crema hidratante: Mantener tus pies hidratados puede ayudar a evitar grietas y rozaduras. Utiliza una crema hidratante suave y masajea tus pies después de lavarlos.
  • Usa calcetines y zapatos cómodos: Utiliza calcetines suaves y zapatos cómodos que no apliquen demasiada presión en tus pies. Asegúrate de que tus zapatos se ajusten bien y de que no te aprieten.
  • Corta tus uñas de manera adecuada: Corta tus uñas rectas y sin dejar rebordes para evitar que se enganchen o se rompan. Si tienes problemas para ver o cortar tus uñas, pide ayuda a un profesional o a alguien de confianza.
  • Evita calentar tus pies: Los diabéticos son más propensos a sufrir quemaduras por calor debido a la mala circulación. Evita poner tus pies en agua caliente o cerca de fuentes de calor, como radiadores.
  • Usa medias de compresión: Si tienes problemas de circulación, es posible que tu médico te recomiende medias de compresión. Estas medias ayudan a mejorar la circulación sanguínea y a prevenir la hinchazón.
  • Visita a tu médico regularmente: Es importante visitar a tu médico regularmente para que pueda revisar tus pies y detectar cualquier problema a tiempo. También deberías informarle de cualquier problema o cambio que notes en tus pies.

Siguiendo estos consejos de cuidado de los pies, puedes mantener tus pies sanos y fuertes y minimizar el riesgo de complicaciones de la diabetes.

Recuerda que es esencial prestar atención a tu salud y a la salud de tus pies para vivir tu mejor vida con diabetes.

Pautas para el cuidado regular de los pies

“El cuidado diario de los pies es lo más importante”, dice la doctora.

“Aproximadamente el 85% de las amputaciones pueden prevenirse si el paciente recibe tratamiento a tiempo.”

Esto significa revisarse los pies todos los días y ver a un podólogo cada dos o tres meses para detectar problemas a tiempo.

Lave y seque sus pies con jabón suave y agua tibia

Seque bien los pies, especialmente entre los dedos de los pies, un área más propensa a las infecciones micóticas. Use loción en los pies para prevenir que se agrieten, pero no ponga la loción entre los dedos de los pies.

No moje los pies o correrá el riesgo de infección si la piel comienza a romperse

Y si tiene daño en los nervios, tenga cuidado con la temperatura del agua. Usted corre el riesgo de quemarse la piel si no siente que el agua está demasiado caliente.

Recorte las uñas de los pies en línea recta con un cortauñas

Usted puede prevenir las uñas encarnadas de los pies si no redondea las esquinas de las uñas o corta los lados. Alise las uñas con una tabla de esmeril.

Revise la parte superior e inferior de sus pies, usando un espejo si lo necesita

También puede pedirle a otra persona que revise sus pies por usted. Además, asegúrese de proponer al médico examinar sus pies detalladamente.