Secreto chino para la diabetes que realmente funciona

beneficios de la curcuma para la diabetes
foto curcuma

La medicina china y las clínicas especializadas tienen tratamientos para casi todas las enfermedades. El problema es que muchas veces, estos antiguos tratamientos no dan resultado. Pero algunos de estos antiguos secretos chinos realmente funcionan.

Y eso es lo que le quiero contar hoy…

Un ingrediente usado por la medicina china, que ha demostrado científicamente ser muy útil para los diabéticos: La cúrcuma

La cúrcuma es una planta originaria de India, cuya raíz comúnmente se usa como ingrediente en preparaciones de cocina. Su ingrediente activo, llamado curcumina, ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre.

Pero eso no es todo, además ayuda a reducir los triglicéridos y la inflamación. También puede ayudar a evitar que se desarrollen otras complicaciones de la diabetes, como el daño a la vista y los riñones. Además tiene otros beneficios para la salud.

Existen varias formas de consumirla. Pero para realmente obtener beneficios, lo mejor es consumirla junto a pequeñas cantidades de pimienta negra.

Muchas personas consumen una cucharada de té de raíz de cúrcuma en polvo al día, pero le recomiendo comenzar de a poco, ya que a algunas personas les puede causar malestares digestivos.

Recuerde, si bien la cúrcuma y otros ingredientes pueden ayudarle con la diabetes, hoy en día ya existe una solución definitiva.

Tabla de contenidos

La cúrcuma y la diabetes: ¿la curcumina reduce el azúcar en la sangre?

 

La historia de la planta Curcuma longa es bastante prestigiosa. Este miembro de la familia del jengibre, que se remonta a miles de años atrás en sus raíces en el sudeste asiático, tenía numerosos propósitos medicinales.

El componente de Curcuma longa conocido por sus beneficios para la salud es la curcumina, extraída de la raíz de cúrcuma. Este poderoso antioxidante es el símbolo de la medicina natural moderna, ya que es seguro y casi libre de efectos secundarios. Pero, ¿la cúrcuma es buena para la diabetes y para bajar el azúcar en la sangre?

¿La cúrcuma reduce el azúcar en la sangre?

 

El primer estudio que veremos examinó los efectos de la curcumina sobre el colesterol total, HDL, LDL y triglicéridos en 75 pacientes con síndrome coronario agudo (SCA). Los resultados mostraron una tendencia que indica que una dosis más baja de curcumina produjo una mayor reducción del colesterol. Sin embargo, el estudio no mostró ninguna disminución en los triglicéridos.

Un segundo estudio buscó descubrir uno de los posibles mecanismos de acción antidiabéticos de la curcumina. El equipo de investigación utilizó un complejo de curcumina C3 en un modelo de rata. Los investigadores observaron una aparente supresión de la gluconeogénesis (lo opuesto a la glucólisis).

En otras palabras, la cúrcuma redujo la creación de glucosa a partir de sustratos de carbono que no son carbohidratos, como la descomposición de proteínas y lípidos. El resultado mostró un prometedor efecto hipoglucemiante mediante el uso de curcuminoides.

Investigaciones posteriores evaluaron el potencial de la cúrcuma para retrasar la aparición de diabetes mellitus tipo 2 (T2DM) en una condición prediabética. Este ensayo contó con 240 sujetos en un entorno doble ciego, controlado con placebo y aleatorizado.

Todos los sujetos fueron divididos y asignados a cápsulas de curcumina o un placebo durante un período de tratamiento de 9 meses. Los resultados mostraron que el 16,4% del grupo placebo desarrolló diabetes mellitus tipo 2 después de nueve meses. Sorprendentemente, ninguno del grupo de curcumina progresó de un estado prediabético a DM2.

El grupo de curcumina también vio una mejora en la función de las células Beta (células β) dentro del páncreas. Las células β son responsables de la síntesis y secreción de insulina y amilina (ayuda a la regulación glucémica), las cuales son deficientes en personas con diabetes.

¿Cómo tomar cúrcuma para la diabetes?

 

La mejor manera de tomar cúrcuma para el azúcar en la sangre es con un suplemento de cúrcuma encapsulada.

Muchos sitios de salud recomiendan agregar polvo de cúrcuma a un batido, usar más en la comida o beber té de cúrcuma. El problema con estos métodos es que es muy poco probable que obtenga la cantidad necesaria de curcumina para obtener algún beneficio.

Esto se debe a que la cúrcuma en polvo contiene solo un 3,14 % de curcumina, en promedio. Esto significa que una dosis de 100 mg de cúrcuma contiene aproximadamente 3,14 mg de curcumina. En otras palabras, casi nada.

El segundo problema es que la cúrcuma y la curcumina tienen poca absorción y biodisponibilidad en el cuerpo sin la ayuda de sustancias adicionales.

La investigación muestra que cuando consume cúrcuma con piperina (extracto de pimienta negra) , verá una mejora de 20 veces en la absorción general. Si su producto también contiene AstraGin, verá un aumento adicional del 92 % en la absorción, con el beneficio adicional de apoyar la salud intestinal.

Por lo tanto, busque un producto con ambos ingredientes para obtener los mejores resultados.

Recomendaciones de dosificación

 

¿Cuánta cúrcuma debe tomar un diabético al día? Hemos visto que las dosis más bajas de curcumina pueden producir una mayor reducción del colesterol que las dosis más altas. Además, dosis tan altas como 300 mg de curcumina por día han mostrado mejoras sustanciales en la condición diabética.

En general, la cúrcuma es muy bien tolerada en la mayoría de las personas. En artículos anteriores, algunos estudios usaron hasta 8,000 mg de curcumina por día sin reportar toxicidad relacionada con el tratamiento. Sin embargo, esta es una cantidad ridículamente alta que no recomendamos.

Para controlar la diabetes, debería ser suficiente un rango de dosificación de 150 mg a 250 mg de curcumina por día .

Debera comenzar poco a poco cuando use suplementos de cúrcuma y evaluar sus resultados con el tiempo, aumentando la dosis de cúrcuma solo cuando sea necesario.

¿Qué tan rápido la cúrcuma reduce el azúcar en la sangre?

 

La mayoría de los estudios significativos anteriores se realizaron durante un período prolongado, comparando biomarcadores clave con grupos de placebo. Actualmente no hay suficiente investigación que sugiera que la cúrcuma puede reducir el nivel de azúcar en la sangre de inmediato.

Los resultados dependen del individuo y la gravedad de su condición. Sin embargo, para la mayoría de las personas, puede esperar alguna mejora con 4 a 8 semanas de uso continuo .

Recuerde, la cúrcuma y la curcumina no reemplazan la insulina ni ningún otro medicamento recetado tradicionalmente. Si le han diagnosticado diabetes, use la cúrcuma solo bajo la supervisión de un profesional médico.

Posibles efectos secundarios

 

¿Cuáles son los efectos negativos de la cúrcuma? Los efectos secundarios de la cúrcuma son muy raros y generalmente leves. Aún así, es importante tener en cuenta las siguientes reacciones adversas potenciales:

Se sabe que la cúrcuma tiene propiedades anticoagulantes y puede diluir la sangre.

La cúrcuma ha demostrado una capacidad para reducir el azúcar en la sangre. Los diabéticos deben tener especial precaución.

Las dosis excesivas pueden provocar dolores de cabeza leves, náuseas o molestias digestivas.

¿Quién no debe tomar cúrcuma?

 

No tome cúrcuma mientras esté embarazada o amamantando. Si bien puede ser seguro en las pequeñas cantidades que se encuentran en los alimentos, no se recomiendan cantidades medicinales de curcumina. También debe evitar la cúrcuma si es justo antes o después de una cirugía programada. La cúrcuma ha demostrado que puede diluir la sangre, lo que puede causar complicaciones con la coagulación de la sangre.

Reflexiones finales sobre la cúrcuma para la diabetes y el azúcar en la sangre

¿La cúrcuma es buena para la diabetes y para bajar el azúcar en la sangre?

 

La respuesta parece ser, sí. Recuerde, no existe una cura para la diabetes tipo 1 o tipo 2, y la curcumina no debe verse como tal. Sin embargo, varios estudios en animales y humanos muestran efectos definitivos de reducción de glucosa y sensibilización a la insulina que las personas con diabetes o prediabetes pueden apreciar.

Las actividades antidiabéticas de la cúrcuma pueden ayudar a reducir los niveles de A1C, reducir la resistencia a la insulina, reducir los niveles de colesterol y prevenir otras complicaciones metabólicas y relacionadas con la obesidad.

Como siempre, consulte con un profesional médico certificado para ver si la curcumina puede ser beneficiosa para su situación.

Scroll al inicio