Cuáles son los 7 signos de alarma de la diabetes

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que de los 30,3 millones de estadounidenses que se estima que viven con diabetes tipo 2, 7,2 millones, o uno de cada cuatro adultos que viven con la enfermedad, ni siquiera saben que la tienen. Esa es una cantidad sorprendente de personas que no se ocupan de sus síntomas y evitan daños mayores, simplemente porque no son conscientes de ello.

Hay algunos signos obvios (y no tan obvios), así que si cree que puede estar en riesgo, hable con su médico. Puede ayudar a evaluar sus posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 solicitando una prueba de A1C a su médico. Una prueba A1C es un análisis de sangre que refleja sus niveles promedio de glucosa en sangre durante los últimos tres meses.

Infórmese sobre el historial de salud de su familia, ya que su genética también puede influir en su riesgo de diabetes. Algunos factores de riesgo incluyen:

  • Obesidad
  • 45 años o más
  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Afroamericano, nativo de Alaska, indio americano, asiático-americano, hispano/latino, nativo de Hawái o de las islas del Pacífico
  • Estilo de vida sedentario
  • Antecedentes de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular
  • Depresión
  • Tiene síndrome de ovario poliquístico, también llamado SOP

Si cree que puede ser uno de los 7,2 millones de adultos que tiene diabetes y no lo sabe, necesita conocer los signos.

Tabla de contenidos

Siete señales de que podrías tener diabetes

  1. Micción excesiva

    Cuando hay un exceso de glucosa presente en la sangre, como ocurre con la diabetes tipo 2, los riñones reaccionan eliminándola de la sangre hacia la orina. Las personas con diabetes tipo 2 también tienen el doble de probabilidades de contraer una ITU que las personas sin la enfermedad, y el riesgo es mayor en las mujeres que en los hombres.

  2. Aumento de la sed o boca seca.

    El nivel alto de azúcar en la sangre provoca una mayor producción de orina y la necesidad de orinar con más frecuencia. La micción frecuente hace que pierda mucho líquido y se deshidrate, por lo que para compensar esa pérdida, su cuerpo le indica que tiene sed para que se rehidrate. Si bebe con más frecuencia de lo habitual, podría ser una señal reveladora.

  3. Pérdida de peso inesperada.

    Cuando tiene diabetes tipo 2, sus células no obtienen suficiente glucosa, lo que puede hacer que pierda peso.

  4. Sientes hambre todo el tiempo.

    Las personas con diabetes tipo 2 tienen resistencia a la insulina, lo que significa que el cuerpo no puede usar la insulina adecuadamente para ayudar a que la glucosa ingrese a las células. En las personas con diabetes tipo 2, la insulina no funciona bien en los músculos, la grasa y otros tejidos, por lo que el páncreas (el órgano que produce la insulina) comienza a producir mucha más para tratar de compensar. Este nivel de insulina envía señales al cerebro de que tu cuerpo tiene hambre.

  5. Dolor de pie y entumecimiento

    Con el tiempo, una exposición prolongada a un nivel alto de azúcar en la sangre puede dañar los nervios de todo el cuerpo y provocar una neuropatía diabética.

  6. Infecciones Frecuentes y Problemas de Salud Femenina.

    Debido a que tanto la levadura como las bacterias se multiplican más rápidamente cuando los niveles de azúcar en la sangre son elevados, las mujeres con diabetes en general corren un mayor riesgo de problemas de salud femenina, como infecciones bacterianas, infecciones por hongos y candidiasis vaginal, especialmente cuando el azúcar en la sangre no está bien controlado.

  7. La visión borrosa podría ser el resultado de cambios rápidos de azúcar en la sangre

La visión borrosa ocurre cuando hay cambios rápidos en el nivel de azúcar en la sangre, de bajo a alto o de alto a bajo, y los músculos del ojo aún no se han adaptado. La visión borrosa es una de las primeras señales de advertencia de la diabetes tipo 2. El cuerpo luego se adapta a los niveles de azúcar y su visión volverá a la normalidad.

Es importante que te cuides. Algunos adultos con diabetes tipo 2 pueden revertir el daño y, de hecho, aliviar su medicación simplemente al perder peso y controlar su consumo de azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio